POINSETTIA ,PLANTA DE NAVIDAD

0

Autor: Manuel Mouro | Categoría/s: Decoración / Jardín, Floristería, Plantas | Fecha: 02-12-2013

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

                ponsetia 2

POINSETTIA, la planta de Navidad

 

Es una de las plantas más vendidas y más regaladas durante las fiestas navideñas porque dicen que trae muy buena suerte. De no ser así, alegra cualquier espacio con sus flores rojas y de centro amarillo. Pero sus orígenes se remontan a los aztecas, que la usaban para remedios caseros contra la fiebre y como tinte. Hoy te acercamos un poco más a la Ponsetia.

 

 

Los aztecas  la llamaban cuetlaxochitl, “la flor mortal que fallece y se marchita como todo lo que es puro”. Con este nombre, la planta representaba la pureza y servía como recordatorio de los sacrificios de sangre. Pero a parte del efecto decorativo y simbólico, los aztecas utilizaban esta planta con fines medicinales -su savia lechosa servía para tratar fiebres- y estéticos –de las brácteas se extraía un tinte violáceo para los tejidos y cosméticos-.

 

Por sus colores vivos y su “florecimiento” en Navidad, los padres franciscanos de México la empezaron a utilizar en el siglo XVII para adornar la procesión de la Natividad. Así, del simbolismo de la sangre de los sacrificios aztecas se pasó al simbolismo de la sangre de Cristo.

En 1825 fue popularizada en Paxco, México, por Juel Roberts Poinsett, designado como el primer embajador de Estados Unidos en México. Poinsett dirigía una escuela médica, pero la botánica era su fuerte, y al ver estas maravillosas plantas decidió enviarlas a Carolina del Sur, donde empezó a conocerse la planta. Los reproductores las denominaron Euphorbias Ponsettias , nombre botánico que se adoptó en las regiones de habla inglesa. Cuando llegó a Europa después de analizarlas y clasificarlas fueron denominadas Euphorbia Pulchérrima .

En Estados Unidos es tan popular que el 12 de diciembre se conoce como el Dia Nacional de la Ponsetia.

 Los cuidados

Las ponsetias deben ser cuidadas durante todo el año para que florezcan en su debido momento, durante el mes de diciembre. Con unos buenos cuidados pueden llegar a convertirse en arbustos de entre 4 ó 5 metros de altura.

Si este es tu objetivo o, al menos, contar con ella durante largo tiempo ten muy presentes estos consejos: en primer lugar, mientras tengan flores, no las expongas al sol directo. Deberás mantenerlas cerca de una ventana o en una terraza donde reciban claridad.

Por el contrario, cuando pase la floración, siémbralas en una maceta más grande y ponlas al sol directo o plántalas en el jardín directamente.

En cuanto a sus necesidades de agua, mantenlas con el substrato entre las raíces húmedo y riégalas solamente cuando lo sientas prácticamente seco.

Si los días son muy calurosos, puedes rociarlas con agua en las hojas para refrescarlas sin necesidad de humedecer la tierra excesivamente.

 ¿Qué hacer después de Navidad?

En muchos casos solemos deshacernos de ellas después de que hayan perdido sus brácteas, pero desde aquí te animamos a conseguir que vuelva a crecer y florecer la próxima temporada. Para ello deberás podarla toda una vez haya perdido los primeros brácteos, dejando tallos de unos 10 cm. Luego, colócala en un lugar más fresco, donde pueda darle la luz. Pasado el invierno, deberás trasplantarla a una maceta mayor y regarla en abundancia para que pueda contar con los primeros brotes. Te ayudará añadirle cada 15 días abono líquido aprovechando uno de los riegos, y cuando los tallos hayan alcanzado los 9 cm, deberás cortar los viejos. Al llegar el otoño continua con los cuidados generales y los dos o tres meses anteriores a la floración deberás mantenerla 14 horas al día en absoluta oscuridad. Esto, normalmente, se hace recubriendo la Ponsetia con una bolsa de plástico negra. Cualquier variación en los períodos de oscuridad interrumpirá el proceso de floración.

 Polémica sobre su toxicidad

A principios de siglo existieron informes, no del todo comprobados, que atribuían propiedades tóxicas a esta planta, lo cual en ocasiones había llevado a considerarla una planta venenosa. Pero estudios recientes han desvelado que no se trata de una planta tan peligrosa como se consideraba. Un niño debería ingerir una cantidad prácticamente imposible de brácteas, entre 500 y 600, para producirle la muerte, aunque sí puede producir náuseas y vómitos con menor cantidad ingerida. No obstante, te recomendamos que evites el contacto de la salvia con la piel ya que puede producir ampollas. El contacto con los ojos puede llevar a irritación de los mismos por la presencia en el latex de euforbina. Por lo tanto, aunque no resulta venenosa, sí deberás vigilar su uso especialmente entre los menores.

                                   ponsetia ines castroJPG

Escribir un comentario


− dos = 1